Cuba
Edgar London
 
Edgar London
Reconocimientos
Mi desván
Con Voz Propia
Tamba Bay Cuba
Pero insisten en saber a quién le voy
Otros sitios
Cubaliteraria
Isliada
Lecturalia
Otrolunes
REMES
Vercuba
 




Isliada.com y el evento más importante del mundo
10 minutos - 4 de diciembre de 2012

Isliada
Isliada en acción
Literatura cubana contemporánea

Más de Arte y Literatura
Kazuo Ishiguro, un Nobel bicultural
El Quijote, ese popular desconocido
Literatura en do re mi fa sol
José García Rodríguez y tres hermanas sin fronteras
El lado oscuro de la razón

De Isliada me habló hace un par de años Rafael de Águila, “está bueno”, me dijo, “y no está ligado a ninguna institución”. Se refería a un sitio web literario made in Cuba y yo asentí con desgano mientras, en la sala de su casa, jugaba con mi hija. Sumaba apenas mi segunda visita a suelo patrio, luego de casi cuatro años de ausencia, y confieso que no le presté mayor atención al comentario, a pesar de que Rafa no suele emitir calificativos en vano. Tuvo nuestro planeta que completar otra angustiosa jornada alrededor del sol (sé que mi tiempo personal no atiende con rigor las escrupulosas leyes del universo; “pienso lento”, suelo decir para justificar mi desfasaje físico-psicológico) antes de descubrir este creciente y bien elaborado espacio virtual dedicado a la literatura cubana contemporánea.

Manías de periodista (y mañas de programador) me sumergí en el sempiterno “Acerca de…” que acompaña a los sistemas computacionales y me sorprendió la ausencia de un director en los créditos. Todavía puede notarse. La jerarquía de Isliada comienza con tres editores (Rafael Grillo, Racso Morejón, Leopoldo Luis, suerte de singular tríocracia) a los que siguen un diseñador, un programador y varios colaboradores.

Tanto o más llamó mi atención la enorme variedad de literatos que participan en las secciones de su sitio (y aún estas secciones, ¡una maravilla evidenciar que en Cuba también se escribe ciencia ficción y policíacos, no sólo realismo crítico!), donde no faltó para mí el amigo consagrado, el novel incipiente, de mano con el autor premiado y el aún por premiar. Sin duda, un coctel difícil de encontrar en publicaciones oficiales.

Extremadamente grato, entonces, me ha resultado evidenciar que los realizadores de Isliada, apoyados por otros colegas, acaban de realizar su I Taller de Proyectos de Autor y Promoción de Literatura en Internet que, un poco en broma, un mucho en serio, catalogan como el evento más importante del mundo. Que nadie se ría. Este slogan presuntuoso puede ser más cierto de lo que muchos escépticos consideran a primera vista. Los creadores (y paladines) de Isliada personifican la prueba más convincente de que todo esfuerzo merece un premio porque, si de Internet se trata, Cuba es la nación más desconectada del mundo. Su empresa deviene metáfora esperanzadora pues más fácil resulta mantener activa una playa en el desierto que un sitio web en la mayor de las Antillas.

Por tanto, que no les quepa la menor duda, ellos simbolizan (no organizan) el evento más importante del mundo para muchos que nos movemos a unos cuantos miles de kilómetros de distancia, pero que seguimos aferrados a las colas interminables, los recién extintos camellos mecánicos, la libreta de abastecimiento, y otras atrocidades endémicas de nuestro amado archipiélago.

Al mismo tiempo sirven para impulsar otros proyectos, allende a la maldita circunstancia del agua por todas partes, quizás con propósitos dispares, mas común utopía artística. Hoy podemos asegurarlo, si la palabra inunda la red, eclosiona en el mundo. Cuánto mejor si esa palabra rehúye al panfleto dictaminado (cómplice del discurso político) y arriesga mejores horizontes. A fin de cuentas, la literatura no tiene patria, ni política, ni ideología pues a todas se debe y, en nombre de todas, nos absorbe.

Larga vida pues a Isliada. Que defienda por siempre su estatus original y se mantenga libre de contaminaciones institucionales. ¡Ah!, y cuando los encuentre en cualquier red social, ténganlo por seguro, este servidor no dudará en favorecerlos con un “like”.


Escriba aquí sus comentarios...
Por favor, llenar ambos campos.
   
Nombre:
Comentario::


Leopoldo Luis 4 de diciembre de 2012 - 2:00 PM
Gracias. Un abrazo desde Cuba
 

Recomendado Recomendados
Sin excusas: ¿se hace o no se hace?
Fidel Castro: el fin de una era
Efecto post: tribulaciones de un cubano común
No hay pronóstico que valga
 
 

Inicio Libros Antologías Publicaciones Reconocimientos Mi desván Con voz propia
 
ARRIBA