Cuba
Edgar London
 
Edgar London
Reconocimientos
Mi desván
Con Voz Propia
Tamba Bay Cuba
Pero insisten en saber a quién le voy
Otros sitios
Cubaliteraria
Isliada
Lecturalia
Otrolunes
REMES
Vercuba
 




Internet VS derecho de autor
10 minutos - 28 de junio de 2011

Xavier Marcé
Xavier Marcé Carol
Otro enfoque al dilema del derecho de autor

Más de Arte y Literatura
Kazuo Ishiguro, un Nobel bicultural
El Quijote, ese popular desconocido
Literatura en do re mi fa sol
José García Rodríguez y tres hermanas sin fronteras
El lado oscuro de la razón

Parecen conceptos antagónicos. Internet, cada vez más, se toma como referente directo a la libertad (de información, expresión, mercado, entre otras muchas facetas) y puede hasta ser mal visto que alguien quiera “controlar” sino las facilidades de navegación, sí los recursos que se desprenden de ella.

De ahí que el derecho de autor sea un tema controversial cuando se inserta en la red de redes, especialmente a partir de la cultura que poco a poco y de manera espontánea se ha ido creando alrededor de este vórtice. Por ejemplo, tengamos en cuenta el dilema que el español Xavier Marcé Carol, licenciado en Ciencias económicas, dejaba al aire en una conferencia que impartió invitado por el Mercado de industrias culturales de Argentina (MICA). Dijo el catedrático: “a un joven de catorce o dieciocho años, en plena crisis, que no tiene acceso al trabajo y al que todo le cuesta muchísimo, explícale tú de alguna manera plausible que bajarse música o cine es un delito”.

Sería labor sisífica, especialmente porque no están bien definidas las áreas que deben limitarse comercialmente. Preguntaba Marcé “¿cuál es la frontera entre el dominio público y el derecho de un autor a que aquello que ha aportado al conocimiento sea analizado estrictamente en términos comerciales?”

La solución a esta interrogante sería el primer paso de un largo y tortuoso andar. Asimismo, echaría por tierra algunos mitos, como la “sensación” de que los artistas pierden dinero por causa de la existencia de Internet y la consecuente piratería. En realidad, para decirlo de mejor y más exacta manera, los creadores no ganan la totalidad que calculan, pero aun así obtienen (¡por el mismo esfuerzo que hace veinte años!) muchas más utilidades a partir de sus obras pues los seguidores ya no se cuentan en miles, ni en cientos de miles, sino en millones.

Entonces ¿cuáles son las expectativas para un futuro próximo? ¿Seguirán los escritores y artistas perdiendo dinero por causa de la propagación no pagada de sus trabajos? Sí. Y no sólo ellos, también los editores, distribuidores, comercializadores, productores y el resto de los integrantes de la enorme cadena que se extiende desde la obra recién concluida hasta su destinatario. ¿Se desechará Internet? No, porque a pesar de las pérdidas, los ingresos finales resarcirán por amplio margen las mismas. ¿Existirá un sistema de control de los recursos en Internet? No lo creo. Internet (y no un sistema político) es lo más parecido que existe a la democracia, donde todos y las preferencias de todos tienen cabida. Sin embargo, sí se hallarán mecanismos para acceder a esa obra cuya difusión no se puede controlar posteriormente, a la par que se redefinirán los actores que toman parte dentro del proceso de comercialización. Por lo tanto, la metamorfosis es profunda y forzosamente demorada. Mientras tanto, no nos queda otro remedio que dedicarnos a crear (y esperar).


Escriba aquí sus comentarios...
Por favor, llenar ambos campos.
   
Nombre:
Comentario::


Recomendado Recomendados
Sin excusas: ¿se hace o no se hace?
Fidel Castro: el fin de una era
Efecto post: tribulaciones de un cubano común
No hay pronóstico que valga
 
 

Inicio Libros Antologías Publicaciones Reconocimientos Mi desván Con voz propia
 
ARRIBA