Cuba
Edgar London
 
Edgar London
Reconocimientos
Mi desván
Con Voz Propia
Tamba Bay Cuba
Pero insisten en saber a quién le voy
Otros sitios
Cubaliteraria
Isliada
Lecturalia
Otrolunes
REMES
Vercuba
 




PortadasLo confieso: escribo porque no puedo evitarlo.

Soy perfectamente capaz de poner en duda mis convicciones políticas, mis habilidades académicas o mi agnosticismo desmedido, pero no el reclamo que me llevará, tarde o temprano, a enfrentarme a una hoja en blanco.

Aprendí —entre años y caídas— que la verdadera literatura no se desperdicia en libros. Mejor se emplea en truculencias y amores que luego pudieran fenecer en volúmenes inciertos.

Antes soñaba con multiplicar títulos a mi nombre. Hoy, en cambio, me conformo con restarle urgencia a mis palabras.

De esta suerte soy consecuencia. Espero, de las letras, hacerme causa.

El mayor peligro para la subsistencia del libro no es el exceso de tecnología sino la ausencia de educación

 

Más visitados desde abril de 2018
Comunismo a la mexicana
Dios proveerá… si AMLO quiere
De Yalitza Aparicio a Liam Neeson, ¿mojigatos o racistas?
De Cuba a Brasil, de Brasil… ¿a México?
Escuela para ovejas
Cuba, Constitución, sueños y almendrones
ConstiCución ConstiCución ConstiCución
ConstiCución ConstiCución ConstiCución

Recomendado Recomendados
De Yalitza Aparicio a Liam Neeson, ¿mojigatos o racistas?
De Cuba a Brasil, de Brasil… ¿a México?
Dios proveerá… si AMLO quiere
Escuela para ovejas

¿Sabías que...?
 

Edgar London es amante de la cultura griega y, desde niño, un ferviente lector de mitos y leyendas de este país. Es por tal motivo que nombró a sus hijos Themis (diosa griega del orden divino, las leyes y las costumbres), Néstor (rey de Pilos, estuvo presente en la guerra de Troya) y Cassandra (sacerdotisa y princesa de Troya).

 
 
 

Inicio Libros Antologías Publicaciones Reconocimientos Mi desván Con voz propia
 
ARRIBA